top of page

Vivir es una ocasión especial

La abuela abrió el viejo baúl, sacó un hermoso vestido rojo y se lo dio a su nieta. "Cuando tenía tu edad, mi madre me regaló este vestido.


Está hecho con finos hilos de seda, me dijo, "que solo podía usarlo en una ocasión realmente especial. Desafortunadamente, jamás se presentó y un día crecí y ya no me quedó más. Ahora es tuyo, recuerda usarlo solo en una ocasión muy especial.


El teléfono sonó, la abuela bajó a contestar; la niña, sin dudarlo, se puso el vestido. Cuando la abuela regresó, le dijo con voz molesta: "Te dije que era para una ocasión especial". La niña le respondió con una gran sonrisa: "Abuela, estar vivo es una ocasión muy especial".


vive

Moraleja: Estar vivo es una ocasión muy especial.

bottom of page