top of page

Una Historia Épica de Marketing y Ventas.

Érase una vez...

Un negocio que producía "miel", se llamaba "Abejita Feliz".


Todos los habitantes querían sus productos o servicios, mismo que era igual para todos, muchos llamaban a esto producir y vender "genéricos"...


Tenían una gran lista de espera de clientes y consumidores que querían adquirir sus productos…


"Abejita Feliz" entregaba productos y servicios genéricos a cambio de un precio algo elevado...


La empresa era feliz, ganaba bastante "dinerito"...


¡Todo iba bien! … Pero, a un panal de rica miel, mil moscas acudieron.


¡Rayos! Qué existencia tan complicada, las cosas se tornaron hostiles.


Entonces fue necesario contratar ¡vendedores!


Estos vendedores se hacían llamar profesionales y hablan de términos como: territorio, clientes fijos, técnicas de ventas, etc. Y fue que las ventas se convirtieron en una profesión.


A pesar de todo, cada día había más y más moscas, compitiendo por la misma miel… (Ahora a esto se le llama "Océano rojo").


Entonces a alguien se le ocurrió inventar un nuevo término al cual llamó “marketing”



Estos nuevos especialistas hablaban de consumidor, marca, segmentación, posicionamiento, e incluso surgió otro invento llamado "Mix Marketing ", y las 4 P's ...


Los de marketing, pedían cantidades exorbitantes de dinero para "invertir", y los resultados eran a "medio y largo plazo", los gerentes de la “Abejita”, ahora no tan feliz; al no saber mucho de esto ¡se lo daban!


Cada día se sumaban más y más moscas y la miel seguía siendo la misma.


Aparecieron muchas teorías para tratar de explicar qué hacer en esta situación: ventaja competitiva, matrices, investigación de mercado, etc.


Pero aun así no fue suficiente y nuevamente surgieron más adjetivos del marketing: directo, Inbound, viral, digital, de contenidos, lateral, neuromarketing, sensorial, olfativo…


Pronto todo lo anterior tampoco fue suficiente, ahora se tenían que vender "experiencias" (marketing experiencial), ya que, según los expertos, estas son más difíciles de copiar por la competencia.


Muchos pensaron que todo lo anterior sería suficiente y fue cuando aparecieron cambios importantes:


• Globalización de la competencia.


• Recesiones económicas.


• Clientes y consumidores difíciles, ahora quieren más por menos.


• Información, comunicación, internet.


• Nuevas tecnologías.


“Abejita Infeliz” habían formado su equipo, siguiendo las teorías "Tayloristas" de funciones especializadas, con departamentos de, finanzas, producción, personal, ventas, marketing, etc.


Hasta que los departamentos empezaron a culparse. ¡Pelea en el gallinero! “Abejita” ahora en banca rota decidió cerrar operaciones.



En toda esta historia, ventas se convirtió en el "hijo no amado" ¡Los de ventas!, no tenían preparación alguna, ¿quién en su pleno juicio estudiaría para trabajar en ventas?


Tiempo después “Abejita Extinta”, conoció a un "gurú" de marketing y ventas. Así se dio cuenta de que:


Todos sin importar nuestra profesión somos “vendedores”.




bottom of page