top of page

Un Adiós Respetuoso: Cómo Renunciar a tu Jefe con Profesionalismo

Cada individuo tendrá sus propias razones y circunstancias particulares para renunciar a su trabajo, si ya estás convencido y has analizado todas las situaciones a corto y largo plazo y aun así quieres continuar con tu decisión, te comparto dos ejemplos de cómo podrías acercarte a tu jefe para comunicarle tu renunciar.


Opción 1: Cuando tu Jefe es Accesible.

—Buen día jefe. Me gustaría hablar con usted sobre algo importante —.


—Hola Juan. Claro, ¿qué sucede? —


—Le quiero compartir que he recibido una oferta de trabajo que no puedo rechazar. Es una oportunidad que se alinea más con mis metas profesionales—.


—Entiendo. ¿Puedes decirme más sobre esta nueva oportunidad? —


—Por supuesto. (aquí puedes comentar que se trata el nuevo empleo) Me han ofrecido un puesto que me brinda la posibilidad de crecer y desarrollarme aún más en mi carrera. Es una decisión difícil porque realmente disfruto trabajando aquí y valoro todo lo que he aprendido y logrado en este lugar—.


—Gracias por tu sinceridad, entiendo que esta nueva oferta es una oportunidad que no puedes dejar pasar. Me alegra que hayas tenido una experiencia positiva aquí. ¿Cuál es tu plan para tu transición? —.


— Mi objetivo es dejar todo en orden. Estoy dispuesto a ayudar en la transferencia de responsabilidades y a colaborar con el equipo para minimizar cualquier impacto negativo—.


— Agradezco tu compromiso y disposición. Ha sido un placer tener a alguien tan talentoso y dedicado en nuestro equipo. ¿Hay algo más en lo que pueda apoyarte durante este proceso? —


— No por el momento, pero si surge alguna duda en el proceso, se la comunicaré inmediatamente.


— Gracias por tu actitud y cooperación. Valoramos tu contribución a nuestra organización y te deseamos todo lo mejor en tu nueva oportunidad—.


—Muchas gracias, jefe. Estoy agradecido/a por todo lo que he aprendido aquí y siempre recordaré esta experiencia de manera positiva, sin duda voy a extrañar trabajar con todos ustedes.


Opción 2: Cuando tu Jefe es difícil.










bottom of page