top of page

Trabajo y Dedicación

El dueño de un viñedo tenía 3 hijos. Estos eran holgazanes y no les gustaba el trabajo del campo. El hombre enfermó y, antes de morir, les dijo: "Cerca de alguna de las vides he enterrado un gran tesoro, a poca profundidad. Si lo encuentran, los 3 podrán vivir cómodamente." Los hijos repartieron la tierra y comenzaron a cavarla. Un trabajo lento en el que daban vuelta a cada terrón. Tardaron un mes y medio y no hallaron nada. Cambiaron los lotes y repitieron la operación sin hallar nada nuevamente.


Pero al cabo de cuatro meses, las vides estaban cargadas de enormes racimos de uva. Como la tierra había sido removida con tanta dedicación, la cosecha fue abundante y dejó una gran ganancia. Y fue así que descubrieron que si repetían el esfuerzo todos los años, podían vivir cómodamente.


viñedo

Moraleja: El trabajo constante y la dedicación te pueden llevar al éxito.

bottom of page