top of page

Nuestras acciones tienen consecuencias

Un ratón se dio cuenta de que el granjero había comprado una ratonera. Asustado, avisó a todos los animales de la granja, pero el pollo le dijo: Señor ratón, eso no me afecta.

El cerdo comentó: Eso no me importa, señor ratón. Lo siento, pero es tu pellejo, dijo la vaca.

Una serpiente venenosa que pasaba por ahí le dijo: Voy a comerte esta noche. La serpiente entró a la casa y su cola cayó en la ratonera. La mujer corrió para ver qué había pasado y la serpiente la mordió. Después de matar a la serpiente, el hombre llamó al médico, pero este no le dio muchas esperanzas.


Ratonera

El granjero mató al pollo para hacer un caldo, pero no hubo mejoría. Los amigos la visitaron y el granjero sacrificó al cerdo para alimentarlos. Desafortunadamente, la mujer murió y mucha gente llegó al funeral. Así que fue el turno de la vaca.


Moraleja: Cada decisión trae consigo una consecuencia.

bottom of page