top of page

Las mejores cosas son gratis.

Te has dado cuenta de que las mejores cosas de la vida por lo general son gratis. Érase una vez un hombre que caminaba plácidamente por la calle cuando de repente, sin razón alguna, se desmayó. Fue llevado de emergencia al hospital más cercano, donde tuvo que recibir oxígeno durante 24 horas para recuperarse. Una vez que se recuperó, se dirigió a la administración del hospital para liquidar su deuda.


La señorita le informó: "Son 500 dólares". El hombre comenzó a llorar al ver el monto. La señorita le preguntó: "¿Qué pasa? ¿Acaso no tiene usted dinero?". El hombre respondió: "Sí, afortunadamente tengo mucho más que esa cantidad". La señorita le cuestionó: "Entonces, ¿por qué llora?". El hombre contestó: "Lloro porque si por 24 horas de oxígeno debo pagar 500 dólares, ¿cuánto le debo a Dios por 40 años?".


Hombre

Moraleja: A menudo damos más valor a las cosas materiales y terrenales que a las bendiciones y regalos de la vida.

bottom of page