top of page

La sorprendente despedida"

Hola, cerdito, ¿cómo estás? - dijeron las gallinas-. Venimos a despedirnos porque mañana te vas a morir.

¿Pero cómo que me voy a morir? - dijo el cerdito-. ¿Quién les ha dicho eso? Yo no quiero morir. ¿Cómo se han enterado?


Bueno, no es por nada - dijeron las gallinas-, pero ayer, cuando andábamos cerca de la casa del granjero, escuchamos a su esposa decir: "Mañana les daremos chicharrón a las gallinas".


cerdito

Moraleja: No siempre debemos creer todo lo que nos dicen. Es importante cuestionar y verificar la información antes de dejarnos llevar por el temor o las suposiciones. No permitas que los rumores y las palabras sin fundamentos afecten tu tranquilidad y confianza en ti mismo.


bottom of page