top of page

La magia de la actitud

Érase una vez un cachorrito que vivía feliz y contento todos los días. Uno de sus compañeros, queriendo investigar cuál era el secreto de su felicidad, lo siguió. Se dio cuenta de que entraba a una tienda de ropa y se dirigía a un área que decía "probadores". Allí, el cachorrito empezaba a mover la colita y las orejitas, ladrando felizmente. Cuando salió, se dijo a sí mismo: "¡Qué lugar tan agradable, lleno de cachorritos similares a mí! Vendré mañana para contagiarme de su entusiasmo nuevamente".

Cachirrito en el espejo

Cuando el cachorrito se retiró, el amigo entró y se dio cuenta de que, en verdad, había más cachorritos, pero estos lo miraban con desprecio. Entonces, empezó a gruñirles y ellos respondieron de la misma forma. Comenzó a ladrar y ellos también le ladraron. Minutos después, se fue y se dijo: "¡Qué lugar tan feo, lleno de perros groseros y mal educados! No regresaré jamás".


Moraleja: La forma en que enfrentamos la vida y las experiencias determina nuestra perspectiva. Si elegimos enfocarnos en la positividad y el entusiasmo, encontraremos felicidad incluso en los lugares más inesperados.

bottom of page