top of page

Escapando de la muerte

Un hombre pidió a su amo que le concediera el caballo más veloz que tuviera para ir al pueblo donde vivían sus padres, ubicado a horas de distancia. El rey preguntó qué sucedía y el hombre respondió: "Mi querido rey, acabo de ver a la Muerte y siento que me ha mirado desafiante. Sin duda, vendrá por mí esta noche. Pero si me escondo en el pueblo donde viven mis padres, que queda lejos de aquí, seguramente no me encontrará".


El rey ordenó que le dieran el caballo y más tarde se encontró con la Muerte. El rey le dijo: "Mi trabajador me ha contado lo que sucedió y cómo lo miraste desafiante. No está bien que juegues así con las personas. Si tienes que llevártelas, simplemente hazlo".


La Muerte respondió sorprendida: "En realidad, mi mirada era de sorpresa. Hoy por la tarde tengo que ir a la casa de sus padres y no entiendo qué está haciendo por aquí".


Moraleja: Intentar escapar de los problemas no los soluciona, tarde o temprano tendremos que afrontarlos.

Muerte


bottom of page