top of page

El zorro gallina

Con tal de devorar a las gallinas, un zorro se disfrazó de gallina. De esta forma, se metió al gallinero sin que nadie sospechara nada.

Durante todo el día, se comportó como una gallina, puesto que había estudiado actuación. Vale la pena el esfuerzo con tal de tener una rica cena, pensaba.

La tarde cayó y el zorro estaba feliz porque pronto podría cenar, pero cuando estaba a punto de saltar sobre las gallinas para devorarlas, vio que se acercaba el granjero.

Este, sin pensarlo, lo cogió del cuello y se dijo a sí mismo: Esta gallina es la más gorda y grande, suficiente para la cena.

zorro

Moraleja: Quien engaña, se lastima a sí mismo.

bottom of page