top of page

El peluquero del rey

En una tierra muy lejana, un día, un monarca decidió que todos los residentes de sus dominios llevaran el mismo corte de cabello. Por lo tanto, decretó lo siguiente: "A partir de hoy, el peluquero del Rey deberá cortar el cabello de todos los habitantes, y aquel que se corte el cabello así mismo o permita que alguien más lo haga será condenado a muerte".

Al escuchar el decreto, el peluquero no pudo contener su felicidad, pues sabía que ganaría muchísimo dinero. Sin embargo, días después se dio cuenta de un gran problema: él era el único peluquero en el reino y no había nadie más que pudiera cortarle el cabello. Si se cortaba el cabello él mismo, sería condenado a muerte, pero si no llevaba el corte que demandaba el rey, también estaría en peligro.

¿Qué solución podríamos darle a nuestro amigo peluquero?


Corona

Moraleja: El peluquero podría optar por usar una peluca que imite perfectamente el corte de cabello exigido por el rey. De esta manera, cumpliría con el decreto y evitaría su propia condena.

Esta historia nos enseña que, en ocasiones, la respuesta a un problema aparentemente imposible se encuentra al pensar de manera creativa y buscar soluciones no convencionales. A veces, es necesario salir de la situación de "todo o nada" y explorar opciones alternativas para superar los desafíos.

bottom of page