top of page

El burro, el niño y el anciano

Un niño iba montado en un burro; su abuelo lo acompañaba. Al pasar cerca de unas personas, estas murmuraron: Vaya descaro del chico, el pobre anciano tiene que caminar mientras él va montado, sabiendo que los pasos del anciano son más lentos y su esfuerzo es mayor. Al escuchar esto, cambiaron de lugar.

Posteriormente, pasaron cerca de otras personas y estas murmuraron: Pobre niño, tiene que caminar tanto, mientras que el hombre va montado, sabiendo que los pasos del pequeño son más cortos y su esfuerzo es mayor.

Decidieron subirse los dos al burro. Al pasar cerca de otras personas, estas murmuraron: Pobre burro, está haciendo un gran esfuerzo al llevar a esos dos ahí montados.

Entonces, ambos se bajaron del burro. Al pasar cerca de otras personas, estas murmuraron: Vaya par de tontos, mira que tienen un burro y van caminando.


burro

Moraleja: Siempre habrá alguien que critique tus decisiones, mantente seguro.

bottom of page