top of page

El Arte de la Preparación y la Seguridad

Érase una vez un cuervo que pasaba todo el día sentado en la rama de un árbol. Un conejito que pasaba por allí un día le preguntó: "Señor cuervo, ¿será posible que yo también pase el día sentado sin hacer nada?" El cuervo lo miró y amablemente le dijo: "Claro que puedes hacerlo si así lo deseas". Entonces, el conejito se sentó debajo del árbol sin hacer nada. De repente, un coyote saltó y lo devoró. Al presenciar esta escena, el cuervo se dijo a sí mismo: "Pobre conejito, ¿será que no sabía que para estar sentado sin hacer nada, primero debía buscar una posición cómoda, alta y segura?"


Cuervo y conejo.

Moraleja: Nunca subestimes el poder de mirar tu propia posición y evaluar tu situación. Antes de tomar decisiones importantes, considera detenidamente dónde te encuentras y hacia dónde quieres ir.

bottom of page