top of page

De mal agradecidos está lleno el planeta

Un rey tenía una gran manada de cocodrilos. Estos eran usados para torturar y devorar a cualquiera que cometiera un error.


Su más fiel sirviente un día le sirvió la sopa tibia; el rey ordenó que lo lanzaran a los cocodrilos. El sirviente suplicó: "Por favor, dame 10 días antes de arrojarme a ellos." El rey se los concedió. Durante ese tiempo, el criado alimentó y cuidó a los feroces animales.


Cumplido el plazo, el rey ordenó que lo arrojaran a los cocodrilos para cumplir su castigo. Todos se sorprendieron al ver que los feroces animales no lo atacaban; al contrario, le lamían los pies y las manos. "¿Qué está sucediendo?", preguntó el rey.


cocodrilo

El sirviente respondió: "Serví a los cocodrilos durante 10 días y así me pagan. A ti te he servido por diez años, y en el primer error te has olvidado de todo lo que he hecho por ti".



Moraleja: Las personas olvidan fácilmente lo bueno que haces por ellas; cuando dejas de ayudarlos, te conviertes en el malo.

bottom of page